La Mole

Una novela de Federico Relimpio

Si tuviera que definir con una frase la quinta novela de Relimpio sería la siguiente: Una obra llena de magníficos contrastes.

Estamos ante un autor con tablas y talento. Esto le permite combinar una prosa y una narración ricas y bien trabajadas con diálogos más divertidos y desenfadados. También, tomarse ciertas licencias como la del uso, en algún momento, de palabras soeces y mal sonantes, sin que, por ello, la obra caiga en lo vulgar.

El amor de Federico por la diversidad cultural está latente en cada una de sus páginas. Aunque la trama principal transcurre en Sevilla, personajes de aquí, de allí, de todas partes y de ninguna, se mueven por varios lugares o, simplemente, los mencionan, describen o sienten acercándolos al lector a través de sus vivencias y dejando caer frases o expresiones en otros idiomas.

En la primera parte, las riendas de la historia las coge Pepa. Una mujer fuerte, sin pelos en la lengua y digna de admirar que, gracias a su tenacidad, cabezonería y arrojo, destaca en un mundo manejado, aún hoy en día, mayoritariamente por hombres. Pese a ser un personaje con un carácter tan marcado, el autor ha conseguido dotarle de un toque de ternura y vulnerabilidad, jugando así con los contrastes que os comentaba al principio.

El encargado de cogerle el testigo a Pepa para continuar con la narración es Amador, su compañero de batallas. Un hombre ya marcado por su madurez y bagaje personal que nos muestra su parte más humana a través de sus miserias y fantasmas personales.

Este pintoresco dúo, que se hace querer, guía al lector por un laberinto de mentiras o medias verdades que van desgranando, poco a poco, una trama llena de misterio, traiciones y con una fuerte carga reivindicativa.

Ahora, ha llegado el momento de pedirle disculpas a Federico: Lo siento, amigo, pero no te puedo ayudar a colgarle la etiqueta de género a La Mole. Sería encasillarla y no se lo merece. ¿Novela negra? Vale, sí… Pero es más.  Para mí, por lo menos, ha sido más. No sé si es normal lo que me ha pasado con esta lectura o si soy más rara que un piojo verde, pero lo que me he llegado a reír con alguno de los diálogos y las ocurrencias de «La Pepa» no tiene precio.

Para finalizar, un pequeño secreto: Pepa y Amador tienen un pasado en común… ¿Lo quieres conocer? ¡Seguro que sí! Yo no me lo pienso perder.

Puedes visitar la web del autor para consultar todas sus obras y descubrir por qué los protagonistas principales tienen esa conexión tan especial y… Mucho más.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: